Hasta luego… Y ¡Gracias!

Imagen de Carlos J Suárez

Imagen de Carlos J Suárez

 

Artículo de Carlos J Suárez

Este es probablemente el Post más difícil que he escrito desde que decidí embarcarme en ECO (antes “El despertar de las conciencias”) y eso que he escrito sobre actos deplorables, guerras, contaminación, exterminio, hambre, Monsanto.

Han pasado ya casi dos años desde que la idea de crear un blog que hablará de economía ecológica y de un que “think diference” en economía no solo es posible, si no de que esta más cerca de lo que todos creemos. Han sido dos años increíbles, donde he conocido a gente genial y muy comprometida gracias a este blog (y también me ha servido para seguir en contacto con mucha otra gente.) No se cuantas palabras he plasmado aqui, no se si las contaré algún día, o cuando volveré a re-leer algo de lo que escribí y a pesar de que ECO cierra, sus artículos permanecen (al menos, hasta que wordpress me lo permita) y todas y cada una de mis palabras, así como las de mis colaboradores, estarán aquí para todos aquellos que quieran consultarlas, criticarlas o compartirlas.

Pero como pongo en el encabezado y es algo que quiero dejar claro, esto no es un adiós, es un hasta luego. Últimamente no he tenido demasiado tiempo para dedicarle a ECO y tampoco he sabido gestionar una comunidad que pueda seguir con el proyecto, pero como nota positiva de todo esto saco la experiencia, que espero que me ayude a mejorar en futuros proyectos.

La cosa no quedará aquí, de eso si que estoy seguro, seguiré dándole vueltas a todo (como de costumbre) hasta encontrar una fórmula con la que hacer algo mejor, más participativo y activo, pero este no es el momento. En cuanto a recursos, se que hay montones por la red, de muchísima calidad donde mantenerse informado y al tanto de todas las cosas malas (que por desgracia, son muchas), pero también de todas las iniciativas y proyectos positivos que están realizando miles de personas en nuestro planeta.

Quiero agradecer en especial a Federico Aguilera Klink todo el apoyo dado y mostrado por esta iniciativa, y todos los artículos con los que ha participado, sin él y sus clases, ECO nunca hubiera existido. Quiero agradecer también a Julio Mejías, Diego Riveiro y Mario Fernández Barrena sus colaboraciones y los artículos y noticias que han aportado a este proyecto.

Yo por mi parte, seguiré pensando, leyendo y escribiendo (espero que en este orden) y sacando otros proyectos adelante.

 Gracias a todos y cada uno

 ¡Nos vemos por el camino!