Artículo escrito por Carlos Suárez Suárez

Ayer, día 15 de Octubre, se vivió en muchas ciudades y sobre todo capitales del mundo, un nuevo movimiento contra los movimientos capitalistas (sobre todo de carácter bancario, bursátil y especulador) y contra los gobiernos que cooperan y aceptan diligentemente todo lo que estos requieren.

Por mi parte, yo asistí en calidad de participante he informador a la manifestación que estaba convocada en la capital tinerfeña, Santa Cruz de Tenerife. La manifestación que conglomero un significativo número de personas, que van desde 5500 según el diario ELDÍA, y entre 4000 y 15000 según Diario de Avisos, el diario la Opinión de Tenerife ni siquiera hace eco de la noticia. Mientras tanto, por otras vías y a través de Twitter se hablaba de unas 14000 personas. A pesar de haber estado presente, no se decir a ciencia cierta el número exacto de personas que asistieron, pero puedo asegurar que la longitud de la misma abarcaba toda la calle Méndez Núñez (de aproximadamente 1 kilometro). Aunque al final, más que la cantidad de gente que acudió a la manifestación, me quedo con la calidad, en medio de la misma podíamos encontrar un panorama de lo más variado, matrimonios con niños pequeños (incluso en carritos) gente joven y de mediana y edad y otros bien “entraditos” en años. Todos coreaban y pedían lo mismo, una mejora en el sistema democrático y un cambio para que no vuelva a suceder lo mismo. Los cánticos irónicos y directos hacia las distintas delegaciones y subdelegaciones se iban sucediendo a lo largo del recorrido, con paradas ante la Subdelegación del Gobierno de Canarias (la que contaba con mayor presencia policial), Frente al reloj del Parque García Sanabria, en el Ministerio de Trabajo, Las Ramblas, Avenida de Anaga y finalmente en la Plaza de España, frente al Cabildo insular. El recorrido fue una clara muestra de pacifismo y colaboración ciudadana, incluso con alguna incorporación de ultima hora al grito de “¡No nos mires, Únete!”, en un ambiente de total cordialidad, incluso a la hora de pedir que se retiraran algunas banderas independentistas con las siete estrellas verdes de la cabeza de la manifestación.

Al finalizar el recorrido, hubo una pequeña concentración debajo del monumento de la Plaza de España, donde hablaron personas de varios colectivos: Democracia Real Ya, No al Puerto de Granadilla, Indignados de Arona y No al PGO en Santa Cruz de Tenerife.

Hoy, algunos medios publican a toda página los movimientos sociales que ayer se produjeron en muchos puntos del globo, otros los encuadran en “pequeñito” como algo totalmente anecdótico, y la verdad, es que en muchas regiones del planeta, no les falta razón, que en ciudades como Santiago de Chile, Bruselas o Ámsterdam hayan salido a la calle el mismo número (o muchas menos) de personas que en Santa Cruz de Tenerife, dice mucho de como está llegando esté movimiento a ciertos países. La acción es necesaria y que esto no quede como una anécdota que se olvide en cuatro días es necesario también. Ayer, como ya ocurrió el 15-M, la gente acudió a representarse a si misma y apoyar a movimientos que reivindican una mayor acción social de nuestros “representantes electos”, si no se ha conseguido un cambio global, esperemos que al menos se haya conseguido lo que los compañeros de Democracia Real Ya promulgaron para cerrar su discurso:

<< Si una persona sola no es capaz de cambiar el mundo, al menos puede cambiarse a si misma >> [Confucio]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s