Colorín colorado, el cuento (a Gadafi, a la OTAN y al CNT) se le ha acabado


Artículo escrito por Carlos Suárez Suárez

Colorín colorado este cuento se acabado en ECO

El árbitro pita el final del partido en Libia, a pesar de que el partido ya se había ganado por goleada desde hace semanas, se decidió ampliar el tiempo añadido con un solo propósito, encontrar y “MATAR” a Muamar Gadafi. Es posible que se pensara que después de tomar Trípoli el ex-líder libio huiría a algún país aliado donde le darían cobijo, pero ¿Donde cobijarse? Dentro del territorio de la UE era prácticamente imposible, la única amistad medianamente sólida que le quedaba al “dictador” era Berlusconi en Italia, al que el mismo dictador (como se observa en un artículo del diario Público[1]) escribió para transmitirle su sorpresa por la participación junto con Francia, Gran Bretaña y EE UU en la busca y captura de su cabeza. Como explica perfectamente Pepe Escobar en su artículo “Porqué le sacaron tarjeta roja a Gadafi” Francia había puesto precio a la misma desde antes de comenzar la guerra, y los eficientes servicios secretos de este país iniciaron una rebelión pactada y organizada, donde el CNT salió como principal referencia de liberación y democracia (ya veremos si se da lo primero y si aparece alguna pequeña sombra de lo segundo). No termina de estar del todo claro porque no lo buscó en otros territorios más próximos, bueno, en Arabia Saudí si queda claro, estaba pactado con EE UU. En cuanto a Siria, probablemente las constantes amenazas y subidas de tono de la ONU en cuanto a su comportamiento “civilizado” con su población irían acompañadas de un aviso de “NO a Gadafi en su territorio”. Así, el “peculiar” líder libio se refugió sin más remedio en su ciudad natal, Sirte.

Llegados a esté punto, es donde comienza la parte “civilizadora y democrática” del CNT, juicio exprés a base de palos y un tiro en la cabeza, al puro estilo de las SS de Hitler se capturó y asesinó brutalmente a una persona, por muy demoniaca, excéntrica y cruel que haya sido, sigue siendo una persona y de paso, aprovechan para exhibir su cuerpo en público para que todos los medios del mundo tuvieran su portada perfecta con la llegada de la “Primavera Árabe” al país mediterráneo. Lo que yo me pregunto es, si quieren un espectáculo ¿Por qué en lugar de enterrarlo no lo meten en un barco y lo hunden junto a Osama Bin Laden? Podrían crear un parque acuático de dictadores muertos en el fondo del mar. Pero bueno, al menos en este caso los países participantes fueron claros y directos a por su objetivo y no lo dejaron “colgado” como ocurrió  con otro carismático líder de la península arábica. ¿Hablando de entierro o sumersión? Resulta un poco raro que se estén planteando enterrar a Gadafi en un lugar “secreto” para que su tumba no se convierta (expresado así literalmente por los lideres del CNT) “En un centro de peregrinaje”. ¿Centro de peregrinaje? ¿No se suponía que Gadafi era un líder malo-malísimo y que la mayoría de la población Libia estaba en su contra? En fin, pase lo que pase, el espectáculo de la guerra (o intervención “cinética”) está terminado, comienza ahora el tiempo de las Tres Letras[2]. En cuanto al nuevo “gobierno” libio, ya se está avistando como los distanciamientos dentro de las tres fracciones que agrupan al CNT se están transformando en hostilidades. Solo el tiempo dirá el nuevo rumbo que toma ahora este país, pero se hable lo que se hable, de fondo y muy bajito sigue sonando la ” La Marseillaise”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s