Rescatando al rescate


Artículo escrito por Carlos Suárez Suárez

Rescatando al rescate en ECO

Imagen procedente de http://www.democraciarealya.es

 

Estamos viviendo una de las épocas más tensas, impopulares e interesantes que se han vivido a lo largo de la historia de la humanidad. En un mundo globalmente comunicado o “globalizado” se puede estar al tanto de casi todo a una distancia de dos clics de ratón. Con esta simple acción podemos rescatar toda la información que deseemos y utilizarla donde y como queramos. Esto tiene una serie de ventajas e inconvenientes dependiendo de para quien o para que se use, podemos poner como ejemplo los incesantes comentarios y los enlaces compartidos de la acción anti-“IVA” del PP de hace unos meses y como ha tenido un efecto boomerang en su contra en el actualidad. Pero si hay algo que no paro de encontrar por todos lados en internet es la palabra “Rescate”, ya se de forma explicita o implícita, esa palabra aparece por doquier en prácticamente todas las noticias que se pueden leer en la actualidad.

Rescate se ha convertido en la palabra de moda en España, pero la moda no es nuestra, igual que cita el anuncio del famoso yogur de televisión, la palabra Rescate la exportamos de los mejores rescates del mundo, desde tierras helenas. Alemania y Francia en un intento de rescatar a sus bancos han dado serias acometidas contra las arcas de las próximas 4 generaciones griegas y de paso, han intentado rescatar una más que posible no reelección en sus cargos políticos (Sarkozy fue incapaz de auto rescatarse). El rescate no fue un vuelo directo Atenas-Madrid, al igual que los billetes de hoy en día, pararon a repostar por diversas capitales europeas primero, antes de que finalmente termine aterrizando en España. Rajoy asume que no se va a librar de pedir un rescate que el mismo asegura haber solicitado, las voces fueron desde arriba hacia más arriba, ya que los rescatados son primero los banqueros y después el sistema financiero. Y es que la prima de un tal riesgo titubea con su amor, deshojando la margarita del “Te quiero, no te quiero” tiene en vilo a todo un país, que no sabe bien quien es el rescate y quien el rescatador. Mientras tanto cinco millones de personas piden un rescate laboral a gritos, pero Superman no aparece por ninguna parte, debe haberse quedado perplejo al leer la reforma laboral, que tanto facilita esta labor. Por si faltara poco y para acudir al rescate de las arcas publicas el gobierno implementa a partir de hoy una subida del IVA histórica en España, más facilidades para acceder al transporte, a la cultura o la educación, que esta ultima si que esta pidiendo un rescate a gritos. La suma de todos estos rescates se transforma en un panorama perturbador, desolador y nada halagüeño, el rumbo que esta tomando aparece en las gráficas “malas” con una tendencia “muy” creciente y a la inversa en las “buenas”. Entre ola y ola, entre especulación y especulación y entre recorte y recorte se da la voz de que se están tirando flotadores al agua, pero nadie sabe muy bien por donde caen.

Pero no vayamos a pensar que nuestra querida expresión se va a quedar solo en formato “Made in Spain”, Rescate se ha convertido en un termino internacional. diez mil almas sirias han gritado “rescátenos”, pero Rusia y EE UU solo saben rescatar a su economía como los principales vendedores de armas del mundo y el pastel es muy jugoso como para dejarlo pasar. Solo “Mr. Premio Nobel (o no se si más bien “no ver”) de la Paz” Barack Omaba ha amenazado con rescatar a los sirios si Al-Assad se atreve a utilizar armas químicas contra la población civil, será que rescatarlos de tanques y helicópteros militares está mal visto. Al mismo tiempo, pero en otro panorama totalmente diferente, América Latina pide a gritos que se rescate la selva, los acuíferos, a los indígenas y su dignidad, pero las grandes multinacionales que actúan en los mismos están solo preocupadas por rescatar sus balances, no las vidas de los demás. El clima no acaba de entrar en la actual moda de los rescates, lo lleva pidiendo a gritos hace ya más de medio siglo, los científicos nos avisan de que el deshielo en el Ártico es el más preocupante  desde que se tienen datos y este verano por primera vez Groenlandia quedo totalmente descubierta de su manto blanco, señales inequívocas que se unen a una peligrosa descongelación del permafrost siberiano, si esto llegará a ocurrir, las consecuencias serían totalmente desconocidas.

En esta obra, rescate, rescatador y rescatados actúan por su cuenta, no se relacionan, no se conocen o no se interesan el uno por el otro. En esta realidad, el rescate esta demasiado ocupado rescatando al rescate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s