Año 13


Imagen por Carlos Suárez

Imagen por Carlos Suárez

Artículo de Carlos J Suárez

A pesar del titulo, esté artículo/breve resumen no trata del año que nos llega, si no del año que se fue. 2012 pasará en muchos términos como el año de la continuidad (por mucho que parezca que hubo muchos cambios.)Este año que nos deja paso de largo como un año puente, sirvió como el año en el que todo iba a empeorar hasta que llegando a su fin, todo empezaría a tomar síntomas de recuperarse, algo que se ha visto que era mentira y el año puente, no fue tal.

2012 comenzó apretando, igual que vienen haciendo todos desde el Crack/Crash/Plaf (ya no se sabe bien que es lo que es, realmente) de 2007. Todos los maquillajes políticos que se han venido utilizando hasta la fecha para tapar recortes sociales y destrucción de empleo, en favor de grandes corporaciones, instituciones y fortunas no han servido de nada y han caído en saco roto.

En el panorama internacional el año 2012 no ha dejado demasiadas novedades, la primavera árabe ha quedado totalmente deshojada y desamparada, Egipto vuelve a salir a la calle para reclamar un poder más democrático, justo y corrupto y el “tripartito” que se repartió Libia tampoco sabe ponerse demasiado de acuerdo en a quien y de que forma (del “tripartito” que los apoyo, Francia, EE UU y Gran Bretaña) darles sus reservas de petróleo a precios ventajosos. Mientras tanto, en Siria no hay asomo de Primavera, ni de ninguna estación cercana. Los muertos se cuentan ya por miles, en su mayoría civiles y crecen día a día las cifras de destrucción, masacres y abusos por parte de ambos bandos. También pasará como la continuidad del juego israelí en la frontera de Gaza, aunque con una pequeña excepción, Palestina, al fin, ha sido reconocida por la ONU (aunque solo se a nivel observador.) Mientras, África sigue igual, cambiando abundantes y ricos recursos naturales por miseria, hambre y enfermedad, eso sí, con la permisividad de gobiernos, corporaciones y entes internacionales que siguen lucrándose con el sufrimiento y la muerte de muchos, en beneficio y abundancia de unos pocos, utilizándonos a todos nosotros, de paso, como “instrumentos” de canalización. Fue un año continuista en cuanto a políticas económicas, o lo que es lo mismo “Laissez faire” absoluto y contundente para los bancos y sus activos y “stop” para el empleo y la políticas de bienestar. El mundo también siguió de cerca la reelección de Barack Obama como presidente del mundo, o lo que es lo mismo, de EE UU y pudo observar también como el programa tan prometedor de Fraçois Hollande se ha visto frenado por las grandes fortunas en Francia y por las políticas que se están llevando a cabo.

Ecológicamente, el mundo no este mejor, ni ha mejorado en 2012. Los problemas de contaminación siguen en aumento y las cumbres de Rio y Doha son el ejemplo claro de compromiso que existe actualmente con el Medio Ambiente, cero. Las talas en el amazonas para cultivar la soja que alimenta nuestros depósitos están llevando al planeta y a pueblos enteros a una muerte lenta y dolorosa. Los mares no corren mejor suerte, sus fondos sobre explotados y maltratados se están “quedando” vacíos y contaminados y la reducción de algunas especies las están llevando al borde de la extinción. Un reflejo claro de ello es la “isla” artificial de basura que está situada en el Pacifico Oriental, donde toneladas y toneladas de restos se unen para recordarnos lo que le estamos dando al mar.

En España, la situación no ha sido mucho mejor y además, es donde más se a utilizado al año que nos deja, con la denominación de año “puente”. Todas las políticas practicadas han ido en contra de la sociedad y a favor del sistema, “lucha contra el déficit” lo llaman, desempleo, desesperación y fuga de cerebros, es lo que obtienen. Pero no vamos a ser tan negativos, si algo ha tendido a bien el 2012, es que estoy seguro de que ahora mismo todos los españoles saben perfectamente que es la “Prima de Riesgo” a la que le ha salido desde hace poco un hermano algo rebelde, “El Banco Malo”. Y hablando de bancos malos (malísimos) no podemos dejar pasar este año, como el año de Bankia o la gota que colmo el vaso de los activos inmobiliarios en España.

Queda claro, que muchos, miran hacia delante, sin tan si quiera querer mirar atrás. Ha sido un año malo, las cifras del paro se han disparado, los recortes y las subidas impositivas y de tasas se han multiplicado por cifras insufribles. Las políticas y decisiones tomadas no llevan a ningún lugar, al menos de momento. Todos hemos puesto la mirada en el año 13, depositamos en él una mirada de escepticismo, las promesas de mejora y de cambio han venido también años atrás y hasta el momento no se han cumplido.

                                   ¿Será el 2013 el año del cambio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s